comunicacion-interna-claves-2020

3 claves de comunicación para comenzar el 2020 un paso adelante, por Franco Baldissare

Quizá nos engaña un poco el hecho de que sea la organización la que dispone los medios, gran parte del contenido, aporta recursos y asume el protagonismo. Sin embargo, la comunicación interna nos atraviesa a todos y en mayor o menor medida, todos asumimos en determinadas circunstancias un rol protagónico.

Por ello es fundamental que el abordaje de la comunicación dentro de las organizaciones no se realice sobre la misma organización sino sobre las personas porque tan importante como la existencia de medios y contenidos es el uso que las personas hacen de ellos.

A continuación, tres claves (o más bien, desafíos) para gestionar adecuadamente la comunicación interna.

La mentira y el rumor

No podemos concebir relaciones humanas positivas si no ponemos una verdad sobre la mesa. Como la organización ya no tiene el control del cien por ciento de la comunicación interna, es común que se disparen rumores. El rol de la organización es justamente poner la verdad sobre la mesa, para minimizar malos entendidos y lecturas entre líneas.

“Poner el pescado sobre la mesa” es una frase de origen siciliano (sur de Italia) que hace referencia a que luego de la pesca, los pescadores debían poner su botín sobre la mesa para limpiarlo y eliminar los desechos. Si dejaban u olvidaban algo debajo de la mesa, al poco tiempo comenzaba a oler mal y a generar incomodidad.

La velocidad

Tenemos a disposición medios de comunicación que nos permiten llegar a todos con inmediatez, incluso cuando no la necesitamos. Debemos elegir entre agilidad y prolijidad, pero tenemos que estar lúcidos para elegir bien. Si una crisis se genera por un malentendido o falta de información, no necesitamos responder rápido, necesitamos responder bien. Para hacer un uso adecuado del sentido de la oportunidad no necesitamos comunicar rápido sólo para comunicar algo.

Comunicar para hacer

Asegurarnos sólo que la información llegó quedó en el pasado. Desde hace un tiempo no comunicamos para saber sino para hacer, para generar acciones e interacciones, para sumarnos a propuestas, para lograr objetivos, generar diálogo y potenciar relaciones. Queremos que las personas hagan con lo que saben y para eso debemos conectarnos desde lo emocional, desde intereses y valores en común. Y porque es en común, también debemos escuchar, activamente.

Gracias por leer, espero te sirva!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *